Diez años después de que se implantara el carné por puntos en España, la DGT considera necesario hacer una revisión para mejorar su ya probada eficacia. Para ello, la Dirección General de Tráfico ha empezado a plantearse realizar algunos cambios que, según concretó el subdirector general adjunto de Normativa de Tráfico, Javier Villalba, va a seguir cinco líneas maestras.

Los 5 grandes cambios del carné por puntos

 

Las nuevas infracciones

La DGT está estudiando incluir un nuevo catálogo de infracciones que supondrán la retirada de puntos. Además, como novedad, se está planteando que algunas infracciones no relacionadas directamente con la seguridad vial podrían limitarse a una sanción económica. Acciones como tirar colillas por la ventanilla o manipular los tacógrafos en vehículos de transporte profesional no tienen porqué derivar en retirada de puntos.

También se pretende revisar la valoración de los puntos perdidos en determinadas sanciones, aumentando el número de puntos en unas y disminuyendo en otras.

Conductores reincidentes

Los conductores reincidentes en infracciones por consumo de alcohol y drogas al volante podrían ser considerados como no aptos para la conducción. Aquellos conductores reincidentes que presenten síntomas de ser adictos tanto al alcohol como a las drogas pueden perder su permiso hasta que se certifique su rehabilitación.

Cursos para recuperar puntos

En este sentido la DGT pretende mejorar la efectividad de los cursos de recuperación de puntos a través de una personalización que se adapte al perfil de cada individuo. Un ejemplo de la necesidad de esta reforma se da en el caso de los conductores sancionados por alcoholemia. En muchos ocasiones, pese a someterse a esta reeducación en los centros concertados por Tráfico, presentan una elevada tasa de reincidencia, con lo que parece claro que la formación no cumple con su cometido de forma satisfactoria.

Conductores extranjeros

Algunos conductores extranjeros presentan problemas ya que no respetan las normas cuando circulan por las carreteras españolas. Esto se debe principalmente a que no corren peligro de perder puntos en el permiso de conducir de su país de origen.

Aunque si bien es cierto que ya existe un frente común en la Unión Europea para la materia desde 2015, los gobiernos nacionales no tienen capacidad efectiva para actuar contra estos infractores, algo que desde la DGT confían en modificar con la próxima reforma del carnet por puntos.

Premio a los buenos conductores

Ser buen conductor tendrá también su recompensa ya que la DGT pretende premiar con primas favorables en las pólizas de los seguros para los automovilistas que cuenten con un saldo de puntos íntegro. Igualmente se está estudiando penalizar a aquellos conductores que vean descender su número de puntos.

Via Intereconomía, El País Motor, El Blog de Ramón

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies