Recientemente Gobierno, sindicatos y patronal han llegado a un acuerdo para ampliar los ERTE por fuerza mayor más allá del 30 de junio. El Real Decreto-ley 18/2020, de 12 de mayo se recogen todas las medidas adoptadas en defensa del empleo adoptadas por el Consejo de Ministros.
Se espera que este nuevo marco normativo de los ERTE tenga un impacto muy positivo en la reactivación económica tras el COVID-19.

¿Qué pautas deben seguir las empresas para poder acogerse a estos expedientes de regulación de empleo?

Según los expertos, existen 10 aspectos primordiales a la hora de plantear estas medidas

1- El empleo es lo primero

El objetivo principal de este nuevo marco regulador es evitar la destrucción de empleo. Para ello es importante apostar por los mecanismos alternativos que se han propuesto para evitar que halla una extinción de contratos. Se debe apostar por la flexibilidad, adoptando medidas como la modificación de las condiciones laborales, o la reducción de jornada.

2- Optimizar la estrategia jurídica más allá del estado de alarma

Las nuevas regulación de los ERTE es una gran herramienta para que las empresas puedan adaptarse la nueva realidad que se avecina tras la pandemia. Por eso es muy interesante elaborar una buena estrategia jurídica para decidir si es más conveniente optar por un ERTE de fuerza mayor o por lo contrario adoptar otros mecanismos como los ERTE por casas objetivas o reducción de jornada tras la reincorporación de los trabajadores.

3- Mantenerse siempre actualizado

Es muy importante analizar la situación de cada caso y estar pendientes de las decisiones de la mesa de diálogo social creada por el Gobierno para ver el impacto en cada uno de los sectores afectados.

4- Acreditar las causas que justifican el ERTE

Hay que tener en cuenta aspectos que acrediten y justifiquen el motivo por el que se va a proceder a hacer un ERTE:

  • El sector en el que opera la compañía.
  • Los principales indicadores de negocio.
  • Tipo de causa: organizativas, técnicas o productivas.

Es muy importante aportar datos tanto del impacto económico sobre la empresa si no se adopta las mediadas, como de los beneficios que obtendría la compañía si se adhiere a un ERTE. En este último sentido es muy importante plantear distintos escenarios de proyección debido al nivel actual de incertidumbre que plantea la nueva regulación.

Por eso, los informes técnicos adquieren gran relevancia en la presentación de un ERTE, ya que son un ejercicio de ejercicio de revisión, soporte y acreditación de la causa objetiva identificada por la compañía. Además en estos informes técnicos se aportan datos sobre el impacto económico que de esta causa durante el periodo para el que se va a solicitar el ERTE.

5- Proyecciones de negocio y planificación alternativas

Ante la actual incertidumbre es necesario tener capacidad para prever escenarios distintos en función del plan de desescalada.
En el caso de ERTE por causa objetivas, es muy importante que aportemos un modelo de estimación de las aperturas progresivas del plan de desescalada, sobre todo en ciertos sectores como el turismo.También hemos de tener en cuenta el proceso de reestructuración financiera y barajar una previsión de negocios en 3 o 4 escenarios distintos.

Nuestro plan debe seguir distintas pautas enfocadas a:

  • Atender a la gestión de la liquidez y búsqueda de financiación alternativa.
  • Recortar costes; renegociación de precios y condiciones, diagnóstico y adecuación de la cadena de suministros y adaptar la situación al medio plazo para asegurar la viabilidad de la empresa y el empleo.

6- Optimización de la plantilla

Aquí hemos de concentrar nuestros esfuerzos en plantear una estrategia desde el punto de vista organizativo y evaluar el impacto de las causas del expediente en la estructura y las personas. En ese sentido, debemos considerar cuál sería la dimensión óptima de la plantilla en relación con la nueva cantidad de actividad y diseñar un plan de adaptación de la misma, tanto de afectación como de desafectación de trabajadores al ERTE.
Este plan debe ir siempre en consonancia con la estrategia jurídica fijada y las necesidades identificadas y debe estar siempre justificado en términos de reducción, suspensión o extinción de contratos de trabajo.
Es muy importante justificar que las medidas que estamos tomando son adecuadas y proporcionadas a las causas que nos llevan a adherirnos al ERTE.

7-Compensación y fiscalidad de empleados

Acogerse a un ERTE tiene impacto sobre los distintos conceptos retributivos de los empleados; incentivos a largo plazo, pensiones, retribuciones a través del sistema de retribución flexible de la compañía, etc.
En este sentido hay aspecto esenciales que hemos de tener en cuenta:

  • Estimar las cuantías de las prestaciones por desempleo y de los costes a asumir por la empresa por cotizaciones a la Seguridad Social.
  • Calcular el concepto de complemento de prestaciones por desempleo hasta alcanzar un determinado nivel de salario.
  • Planificar la desafección de los trabajadores tras la exoneración de cuotas de la Seguridad Social y calcular los costes en función de las distintas alternativas.
  • Calcular el neto disponible del empleado a efectos de IRPF como consecuencia de una posible adhesión al ERTE.
  • Analizar la viabilidad de rescate de derechos consolidados en planes de pensiones conforme a la normativa aplicable.
  • Valorar las implicaciones en las nóminas de los trabajadores.

8- Gestiones ante la Administración

Los trámites administrativos de un ERTE han de realizarse ante el Servicio Público de Empleo, donde aportaremos, por ejemplo, la documentación de declaración responsable o la solicitud colectiva de la prestación de desempleo, y ante la Tesorería General de la Seguridad Social, donde debe presentarse documentación para la exoneración de las cuotas.

Hay que tener en cuenta que estos trámites han sido modificados en el marco del Real Decreto-ley 18/2020 que impone nuevas obligaciones de comunicación al Servicio Público de Empleo Estatal y a la Tesorería General de la Seguridad Social de los trabajadores desafectados del ERTE, por lo que es importante que la empresa los complete satisfactoriamente.

9- Atención a los empleados

Durante todo el proceso es necesario apoyar y asesorar a los trabajadores para resolver cualquier duda relacionada con las prestaciones de desempleo y Seguridad Social. Por otro lado, es muy recomendable establecer unas guías de comunicación y protocolos de actuación para facilitar a comunicación con empleados y otros grupos de interés, además de redactar un documento donde se recojan posibles preguntas y respuestas.

10- Plan integral

Hay que intentar no dejar cabos sueltos y elaborar un plan integral y multidisciplinar con todas estas cuestiones, ya que estas medidas laborales son complejas y se complican aún más en el nuevo marco que vamos a ver a medio plazo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies